Ica, la ciudad del sol eterno

Después de 5 horas de autobús hemos llegado a Ica, región de Perú conocida por sus dunas, oasis, mar y viñedos. Fue fundada en 1563 por el español Jerónimo de Cabrera pero antes de su fundación, los españoles ya habían tomado sus tierras para plantar las cepas de vid.

Al llegar aquí, el viajero puede elegir entre hospedarse en la bulliciosa Ica o buscar la tranquilidad en un oasis en medio de las dunas de la zona llamado Huacachina. Esta mini laguna es un lugar ideal para relajarte y combinarlo con la visita de la zona.

Huacachina

La primera excursión que hemos hecho desde aquí ha sido visitar dos de las muchas bodegas que conservan una producción tradicional, la bodega Lazo y la bodega el Catador, donde nos han explicado el proceso de elaboración de los vinos y piscos propios de esta zona. Además de explicar todo el proceso a la perfección, nos han ofrecido una degustación de todos, por lo que hemos salido un poco tocados…

Bodegas

Los vinos son muy diferentes a los que estamos acostumbrados en España. Son vinos dulces procedentes de la uva quebrada y con una reserva de un máximo de 2 años. De hecho, el vino joven tiene una fermentación de tan solo 9 días y ya está listo para tomar mientras que el Pisco requiere un proceso de destilación aunque tenga la misma procedencia. Si alguien siente curiosidad por los productos o quiere solicitar un envío, lo puede hacer a través del mail que nos ha facilitado Enrique, el dueño de la bodega el Catador: elcatadorq@aol.com

De vuelta a Huacachina hemos sufrido el primer mini percance del viaje. El taxi en el que viajamos ha pinchado la rueda y hemos tenido que ayudar al conductor a solucionar el problemilla. Ha sido divertido.

Percance

Huacachina es ideal también para hacer el loco en sus dunas. En cada hostal de la laguna ofrecen salidas para hacer boogie o sandboarding.

Boogie

A tan solo dos horas de Ica se encuentran las enigmáticas líneas de Nazca. Se tratan de inmensas figuras que sólo se pueden apreciar desde el aire. No se sabe de donde proceden y hay quien dice que es cosa de los extraterrestres. Nos hacía ilusión sobrevolarlas pero hemos decidido no hacerlo. El motivo, los constantes accidentes mortales y secuestro que han sucedido en el último año. Existe la opción de ver dos de sus figuras desde un mirador para los que como nosotros quieran evitar riesgos innecesarios.

Lineas de Nazca

Enlace de interés:

Peligro en Nazca