Llegada a Lima

Ya hemos llegado a Lima. La verdad es que nos está costando asimilar que estamos al inicio de un largo viaje, pero sólo es cuestión de tiempo.

La capital peruana nos ha recibido con un clima sorprendetemente agradable a las 17:35 y después de 14 horas de vuelo. Hemos llegado al hostal situado en el barrio residencial de Miraflores muy cansados pero muy ilusionados con esta nueva aventura.

Después de dormir 11 horas y matar el jet lag, nos hemos despertado a las 06:00 de la mañana con ganas de salir a conocer la primera ciudad del viaje. Lo primero que nos ha sorprendido es el sistema de autobuses Metropolitan, con una estructura muy similar a una línea de metro.

Después de recorrer el centro histórico de la ciudad con la Plaza de Armas como punto de referencia y alguno de sus parques y barrios más conocidos, nos hemos quedado alucinados con la organización, limpieza y seguridad de esta parte de la ciudad. Habíamos oído siempre opiniones negativas y creemos que no son merecidas o por lo menos están intentando mejorar para que poco a poco se cambie esta opinión.

Plaza de Armas de Lima

Seguridad en Lima

Cerro de San Cristóbal