El Salar de Uyuni

Nos levantamos muy nerviosos. Hoy es el día que comienza el tour por el Parque Nacional de Bolivia, que contiene
montañas, volcanes, lagos de todos los colores y sobretodo el Salar de Uyuni, un lugar único en el mundo.

Compartimos este fantástico tour con un inglés que está dando la vuelta al mundo, un francés que está celebrando su jubilación recorriendo Sur América en bicicleta y un matrimonio japonés muy simpático, que han estado 4 meses en Costa Rica aprendiendo español y ahora están recorriendo el continente. Los 6 tenemos ganas de llegar al Salar pero primero visitamos un cementerio de trenes en medio del desierto. Son una serie de antiguas locomotoras abandonadas que no despiertan gran interés en nosotros ya que la estación de Canfranc en Aragón nos parece más interesante.

Cementerio de trenes

Nuestro 4×4 avanza y por fin nos adentramos en el Salar, una inmensa mancha blanca aparece mires donde mires. Realmente es espectacular, único. El Salar de Uyuni es una extensión de 170km cuadrados de una planicie de sal. De ella, el gobierno Boliviano extrae 80 toneladas de sal al año, extraídas sólo de una pequeña parte del Salar. Lo mejor de todo es que es renovable, nunca se acaba. Por más sal que retiren, el enclave preciso del lugar hace que se regenere año a año.

Salar de Uyuni

En el salar, todos los turistas luchan por hacerse la foto más original y nosotros no hemos sido una excepción.

Salar de Uyuni

Salar de Uyuni

A medida que avanzamos, visitamos los lugares típicos de la zona, un hotel hecho íntegramente de sal. Las mesas, las sillas, las camas, etc. Todo de sal, curioso por lo menos. Entre la blancura del salar, de repente aparecen algunas islas, en una de ellas, la isla del pescado, que debe este nombre a su forma, comemos, nos relajamos y tomamos algunas fotos más antes de abandonar este mágico lugar.

Isla del Pescado

Los siguientes dos días del tour, los dedicamos a recorrer en 4×4 desiertos rodeados de volcanes, lagos de diferentes colores, géiseres y aguas termales. El paisaje en si es increíble, pero lo mejor de todo es el camino. No hay carreteras. Cada conductor elije su propio camino y sólo ves huellas dejadas por coches o motos rodeadas de paraísos naturales.

Laguna Cañapa

Laguna Colorada

Después de 3 días llegamos a un punto en el que toca decidir. Estamos en frontera con el norte de Argentina y con San Pedro de Atacama en Chile. San Pedro nos llama más, así que aquí finaliza nuestra estancia en Bolivia. El viaje continúa, pero el Salar de Uyuni es uno de aquellos lugares que todo el mundo debería conocer alguna vez en su vida.

Flamencos

Nota: ¿Cómo se formó el Salar de Uyuni? Hace miles y miles de años toda la zona del Salar era Océano. En algún momento de la historia, hubo un movimiento de placas en la Tierra. De estos movimientos se formaron cordilleras y el agua que había en estas zonas se fue replegando hacia las zonas más bajas arrastrando la sal que encontraba por el camino. Esta agua quedó estancada en una zona, se evaporó dejando la sal en lo que hoy se conoce como el Salar de Uyuni. Lo mejor de todo es que bajo la capa de sal hay una capa de agua formando un gran lago subterráneo que se va evaporando para dejar sal y se autoalimenta del agua de la lluvia, convirtiendo al Salar de Uyuni en una fuente inagotable de sal.