Lago Titicaca

Nos encontramos en el lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo y que comparten dos países como son Perú y Bolivia. Desde aquí dejaremos Perú tras tres semanas para dar paso a Bolivia.

Mapa Lago Titicaca

Comenzamos visitando el lago por el lado Peruano. Desde Puno partimos a conocer las islas flotantes o Islas Uros. Son unas islas flotantes hechas a partir de la totora, un tipo de paja liviano e impermeable que abunda en el lago. La verdad es que lo que tienen aquí montado es un circo para el turista pero no por eso impresiona menos el ver como hay gente que puede vivir así.

Islas de los Uros

Islas de los Uros

De allí partimos para la isla de Taquile, una isla que al igual que la de Amantaní, guardan las viejas costumbres en la vestimenta de sus habitantes y en las que puedes unirte al show pernoctando en ellas. Es curioso lo de las vestimentas, según el tipo de gorro y color, diferencias rápidamente si un habitante es soltero, casado, etc.

Isla de Taquile

Vestimentas

Decidimos no dormir aquí. Todo el mundo nos aconseja el lado Boliviano así que cogemos un autobús a Copacabana, la ciudad Boliviana base para conocer el lago. Realmente la diferencia es abrumadora con Puno. En Copa, hay más vidilla mochilera y está llena de restaurantes, hoteles y chiringuitos. Desde aquí se pueden visitar las islas del Sol y de la Luna. La isla del sol fue la isla sagrada de los Incas y aquí nos hemos quedado a dormir. Se trata de la isla más grande del lago y cuenta con miles de terraza para el cultivo y algunas ruinas del periodo Inca. Las vistas desde su cima para ver el atardecer y el amanecer son increíbles.

Isla del Sol

Isla del Sol

Nota: La leyenda del lago Titicaca. El lago guarda entre sus profundidades la siguiente leyenda que queremos compartir con vosotros. Se dice que antiguamente el lago era un valle hermoso donde vivían en paz y armonía personas de nobles corazones y que no conocían la maldad. Los dioses cuidaban de estas personas con una única condición: “No subir a la cima de las montañas donde ardía el fuego sagrado”. Más adelante un ser maligno (el diablo), provocó la tentación entre los habitantes e hizo que probaran su valor subiendo a la cima de la montaña. Cayeron en pecado. El Dios Inti, al ver que los habitantes habían cometido su primer pecado comenzó a llorar e inundó el valle formando lo que hoy se conoce como Lago Titicaca.
Parecida a la historia de Adán y Eva de la Biblia. Actualmente se han encontrado ruinas precolombinas debajo del lago, donde se cree que hay ciudades perdidas.