Arequipa y el Cañón del Colca

Nuestro siguiente destino se encuentra a 8 horas de bus desde Cuzco, Arequipa, la llamada ciudad blanca por el color de sus casitas coloniales. Esta ciudad está rodeada por tres volcanes, siendo el más importante el volcán Misti que está activo. La verdad es que nos esperábamos más de Arequipa, una ciudad con un casco histórico empedrado, bonitas casas coloniales y como en toda ciudad digna de Perú, una impresionante Plaza de Armas pero Cuzco deja el listón muy alto.

Plaza Armas Arequipa

Lo más interesante que hemos encontrado en Arequipa es el convento de Santa Catalina, un mini pueblo en medio de la ciudad, con calles con nombres tan conocidos para nosotros como la calle Málaga, Córdoba, Burgos, Toledo o Sevilla. Mientras paseas por estas calles, pasas por plazas, el cementerio, la lavandería, iglesia y lo más importante, conoces las celdas donde vivían cada una de las casi 100 monjas de clausura. Más que celdas, podríamos definirlas como pequeños apartamentos con dos habitaciones, cocina, baño y pequeño jardín. Actualmente, sólo viven 30 monjas en la calle Córdoba.

Convento de Santa Catalina

Desde Arequipa se puede visitar el famoso Cañón del Colca, uno de los cañones más profundos del mundo. Lo más interesante de esta zona, es conocer las pequeñas aldeas (Tapay, San Juan de Chucho, etc.) y conocer como se puede vivir tan alejado del mundo y el oasis de Sangalle donde sólo se puede acceder mediante largas caminatas aunque eres recompensado con un agradable baño. El mejor lugar para comenzar las caminatas es desde el pequeño pueblo de Cabanaconde (el último pueblo que se puede acceder por carretera),

Cañón del Colca

Oasis de Sangalle

Además, se puede visitar el mirador del condor. Entre las 6 y las 9 de la mañana, estas gigantescas aves salen a pasear y los miles de turistas que se apilan allí pueden disfrutar del vuelo si tienen la suerte de conseguir verlas.

Mirador Cruz del Condor