Un mundo ilusionista: Puzzling World

Hoy hemos hecho una parada muy divertida y entretenida. Parece un juego de niños pero creo y asumo que los que más nos involucramos y lo vivimos somos los adultos. Hablamos del Puzzling World, un mundo irreal, ilusionista donde todo se distorsiona con la mirada de tus ojos. Este parque temático se encuentra en el lago Wanaka, uno de los muchos lagos que se asientan en esta zona.

Puzzling World

En el Hall del parque ya nos encontramos nuestros primeros retos; juegos de lógica que parecen no tener solución. Aunque algunos se nos resisten, conseguimos obtener la solución de otros.

La habitación extraña

Una vez entras en la primera sala, todo se distorsiona. Parece mentira que mirar un cuadro sin relieve se pueda convertir en un payaso que te salude y ponga caras, en una vitrina con una estatua que de repente ha sido robada, hacer sonreir a una mujer o unos plátanos que dan ganas de comérselos.

Mujer real

Después, te adentras en un cuarto donde todo está girado, incluso tú! es imposible ponerte recto y si tiras una bola de billar, va en sentido contrario al lógico! aunque pasar mucho rato en este cuarto puede resultar bastante mareante.

Sala magnética

Y para volverse uno más loco aún, solo tienes que taparte un ojo y dar vueltas alrededor de una habitación con caras tan famosas como Teresa de Calcuta, Einstein, Nelson Mandela entre otros que te siguen girando la cara. Cuando realmente son moldes de cara que no tiene relieve.

Caras famosas

Si tienes ganas de ir al baño, puedes compartir ese momento íntimo con varios romanos. Vivir la experiencia de compartir un baño romano con unos cuantos tampoco tiene desperdicio.

Baño romano

Por último, el gran reto: un laberinto de 1.5 km, parece facil, verdad? pues nos costó más de una hora encontrar las cuatro torres y salir de allí.

Laberinto