No worries

Al poco tiempo de llegar a Australia, te das cuenta que los australianos sueltan un no worries (ningún problema) cada vez que preguntas o das las gracias por algo. Lo hacen con una sonrisa en la boca y dando una seguridad tranquilizadora.

Así pues, cuando nos dirigíamos a la costa este y preguntamos por la situación debido al huracán Yasi nos contestaron: «No worries, it’s gone» (no pasa nada, se ha ido). La verdad es que al llegar todo estaba bien, sin rastros de Yasi.

Después de conocer la gran barrera de Coral y bañarnos en la piscina a salvo de las medusas, los cocodrilos y los tiburones, hemos querido buscar una playa segura para disfrutar de un buen baño.

Primer intento, la isla Fitzroy, una isla paradisíaca a 1 hora de la costa en ferry. Al llegar nos dicen «no worries, os podéis bañar pero hay medusas asesinas». Además las señales no engañan y el remedio de la abuela, el vinagre, como botiquín de auxilio tampoco. Por tanto, meter un dedo en el agua supone un riesgo que nosotros no vamos a correr y optamos por la piscina del resort de lujo que hay aquí.

Fitzor Island

Seguimos buscando el baño seguro. Nos dirigimos a Cape Tripulation, una zona única en el mundo por unir junglas tropicales con playas con corales de la gran barrera. Un auténtico paraíso natural.

Cape Tripulation

Cape Tripulation

Las playas de esta zona son increíbles, pero para llegar hasta aquí debes cruzar el río Dantree, que está lleno de hermosos y hambrientos cocodrilos. Al llegar a la orilla siempre está presente una señal muy significativa, pero «no worries, os podéis bañar».

Cocodrilos

Al llegar a Port Douglas, pensábamos que por fin conseguiríamos un baño seguro al ser una población muy turística, con muchos resorts y varios campos de golf y lo más importante, con dos playas! Una debería ser la que buscáramos. Sin embargo, el cachitas vigilante de la playa ha limitado el área de baño a 20 metros cuadrados y ha puesto un aviso muy simpático, pero «no worries, os podéis bañar».

Vigilante de la Playa

Hemos decidido desechar la idea de la playa y hemos buscado otras posibles zonas de baño. La primera han sido las gargantas de Mossman, unos bosques tropicales espectaculares con ríos aptos para el baño. Sin embargo, las fuertes corrientes de esta época del año y la gran cantidad de mosquitos ansiosos por picar a Bibi han hecho imposible baño alguno, pero no worries.

La última parada para completar nuestra ruta por el norte de Australia ha sido Kuranda para visitar las hermosas cascadas Barron, y no worries, ni nos hemos planteado bañarnos.

Barron Falls

Playa segura, ¿dónde estás?